Home Mundo Presos del sudeste asiático de Guantánamo comparecen ante un tribunal militar de EE. UU. – BenarNews

Presos del sudeste asiático de Guantánamo comparecen ante un tribunal militar de EE. UU. – BenarNews

by notiulti

Actualizado a las 6:31 pm ET el 2021-8-30

El enjuiciamiento de tres presos del sudeste asiático y sospechosos de terrorismo comenzó el lunes cuando el trío retenido por Estados Unidos durante 18 años apareció en una sala de audiencias militares en la Base Naval de Estados Unidos en la Bahía de Guantánamo, Cuba.

Barbudos, enmascarados y vestidos con camisas y pantalones negros o blancos, los tres hombres se sentaron sin ataduras en la sala del tribunal, pero bajo una fuerte guardia. Poco después de que comenzaran los procedimientos, un juez militar estadounidense les preguntó si estaban satisfechos con su representación legal.

El hombre acusado de planear el atentado con bomba en 2002 contra un club nocturno en Bali que mató a 202 personas pidió que se agregara un abogado indonesio a su equipo de defensa.

“Me gustaría ser representado por un abogado indonesio”, dijo Encep Nurjaman, un ciudadano indonesio más conocido como Hambali, al comandante Hayes Larsen, el juez militar, a través de un intérprete.

Los tres acusados ​​están acusados ​​de estar involucrados en bombardeos masivos en Indonesia en 2002 y 2003 que estuvieron relacionados con al-Qaeda.

BenarNews vio la lectura de cargos de forma remota desde una base del ejército de los EE. UU. Cerca de Washington, según los arreglos de los medios proporcionados por la Oficina de Comisiones Militares. Los militares no permitieron que se tomaran fotografías o videos durante el proceso.

Se suponía que la lectura de cargos tuvo lugar originalmente en febrero, pero se pospuso debido a las preocupaciones sobre la pandemia de coronavirus.

En 2017, la administración Trump anunció que planeaba presentar cargos relacionados con el terrorismo contra Hambali. Y en enero de 2021, ocho días después de que el presidente Joe Biden asumiera el cargo de comandante en jefe, la Oficina de Comisiones Militares anunció que Hambali y los dos malasios serían procesados ​​ante un tribunal militar.

El caso contra los tres hombres es el primero que se lleva a cabo en Guantánamo en siete años, según el New York Times.

Los tres del sudeste asiático se encuentran entre los 39 reclusos que quedan en la prisión dentro de la base de la Armada de Estados Unidos, según los informes. En el apogeo de la guerra estadounidense contra el terrorismo que siguió a los ataques del 11 de septiembre de Al Qaeda en Nueva York y Washington, la prisión militar tenía cerca de 800 sospechosos de terrorismo de todo el mundo.

Otros cinco prisioneros acusados ​​de planificar y ayudar a esos ataques en suelo estadounidense hace 20 años fueron procesados ​​en mayo de 2012, pero sus casos aún se encuentran en la fase previa al juicio, sin una fecha programada para el juicio, informó Associated Press.

Problemas con los intérpretes

La audiencia del lunes tuvo un comienzo accidentado cuando los abogados de Hambali y los malayos Nazir Bin Lep y Farik Bin Amin cuestionaron la neutralidad y la calidad de los intérpretes de idiomas extranjeros proporcionados por el ejército estadounidense.

El abogado James Hodes pidió que se grabaran y se registraran los procedimientos.

“Les puedo dar mi teléfono celular y ellos pueden comenzar a grabar”, dijo Hodes, el abogado que representa a Hambali de barba roja.

Posteriormente argumentó que el intérprete indonesio debería ser retirado del caso, alegando que el traductor no fue imparcial.

“El intérprete de Indonesia ha hecho declaraciones de que estos tipos son todos terroristas y deberían ser asesinados”, dijo Hodes al juez. “Esa es solo una de las razones”.

La abogada Christine Funk dijo que su cliente, Farik bin Amin, expresó su frustración por las traducciones, ya que la audiencia comenzó el lunes por la mañana.

Ella dijo que él no dominaba el inglés, pero que se vio “obligado a escuchar dos idiomas”, dijo Funk.

El juez pidió a los abogados que “respondan lentamente para que podamos obtener una interpretación precisa”.

“Quiero asegurarme de que los acusados ​​comprendan todo lo que está sucediendo”, dijo Larsen.

La audiencia se prolongó hasta el final de la tarde y gran parte de la discusión en la sala del tribunal se centró en el tema de los intérpretes. La audiencia se aplazó hasta el martes por la mañana después de que un fiscal leyó los cargos generales contra los tres acusados.

Hambali enfrenta ocho cargos, mientras que los malasios enfrentan nueve, según las hojas de cargos cargadas en línea por la Oficina de Comisiones Militares. Los tres están acusados ​​de conspiración, asesinato, intento de asesinato, causar intencionalmente lesiones corporales graves, terrorismo, atacar a civiles, atacar bienes civiles y destrucción de propiedad.

Los dos malasios también enfrentan un cargo de complicidad después del hecho: “todo en violación del derecho de la guerra”. Los fiscales alegan que los acusados ​​conspiraron con el líder de al-Qaeda Osama bin Laden y otros para cometer ataques terroristas en todo el sudeste asiático y en otros lugares.

Se dice que Hambali se reunió con bin Laden en 1996 en Afganistán, dice Estados Unidos.

Hambali fue arrestado en Tailandia en agosto de 2003 junto con los dos malasios. Fueron enviados a “sitios negros” secretos operados a través de una red internacional de prisiones de la CIA, según una investigación del Senado de los Estados Unidos, antes de ser trasladados a la prisión de Guantánamo en septiembre de 2006.

El indonesio, que es llamado “Osama del sudeste asiático”, enfrenta ocho cargos de terrorismo relacionados con el atentado con bomba de 2002 en Bali y con un atentado en el hotel JW Marriott en Yakarta al año siguiente, mientras que los dos malasios enfrentan nueve cargos. Las autoridades indonesias culparon de esos ataques a Jemaah Islamiyah, la filial de al-Qaeda en el sudeste asiático.

Los cargos no conllevan la pena de muerte.

La audiencia del lunes terminó sin que los tres acusados ​​se declararan culpables. El juez aplazó el caso hasta las 9 am del 31 de agosto.

.

You may also like

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.