Home Deportes Dan Biggar teme ‘dar un paso atrás’ en 2022 si Six Nations no ve multitudes | Sindicato de rugby

Dan Biggar teme ‘dar un paso atrás’ en 2022 si Six Nations no ve multitudes | Sindicato de rugby

by notiulti

norteo el deporte marca el comienzo del año nuevo libre de las preocupaciones que trae la pandemia, pero el rugby union, quizás más que la mayoría, mira hacia 2022 con inquietud. El Cargo de primer ministro continúa el sábado con una gran multitud, como fue el caso de los partidos festivos, pero entre bastidores y con las Seis Naciones a la vista, las conversaciones clave están programadas para los próximos días.

El gobierno aún no ha considerado oportuno introducir restricciones de público en los eventos deportivos en Inglaterra (es probable que los clubes de la Premiership presionen para que se pause la temporada si lo hace), pero ese destino ya ha caído sobre Escocia y Gales. El presidente de los Dragons, David Buttress, describió la medida como “devastadora” y el primer ministro de Gales, Mark Drakeford, admitió recientemente que no podía decir si las restricciones se levantarían para el primer partido de Gales en casa de las Seis Naciones en febrero. En Escocia, que recibe a Inglaterra en el primer fin de semana de las Seis Naciones, se han impuesto restricciones durante al menos tres semanas y está prevista una revisión formal para el 11 de enero. Sin embargo, antes de eso, se entiende que se ha programado una reunión clave para la próxima semana en la que se espera que los organizadores aprendan si los planes de contingencia deberán activarse y los protocolos de Covid serán más estrictos.

Agregue la difícil situación actual de las dos competiciones europeas: los partidos recientemente pospuestos deben guardarse en un calendario abarrotado, mientras que las reglas del gobierno francés sobre los viajes desde el Reino Unido amenazar las próximas rondas de partidos en enero, y la situación es aún más precaria. La insistencia del gobierno francés en que todos los deportistas estén completamente vacunados a mediados de enero es solo otro dolor de cabeza que los funcionarios europeos y los organizadores de las Seis Naciones están lidiando al amanecer del nuevo año.

Por supuesto, adaptarse a los desafíos que plantean las competiciones transfronterizas no es un problema que se limite al rugby union, pero a diferencia de la Champions League, el rugby de clubes no está inundado de dinero. Como señaló recientemente el director de rugby de Bristol, Pat Lam, incluso el costo de fletar un avión solo para encontrar el partido europeo ha sido cancelado afecta a los clubes de rugby. Lo mismo ocurre con la cancelación de partidos, ya que los recibos de entrada en lugar del patrocinio lucrativo o el dinero del premio son el alma, y ​​Bristol renunció a alrededor de £ 300,000 después de que se eliminó su enfrentamiento contra los Scarlets. Que el viaje de Sale’s Boxing Day a Newcastle se cancelara el día de Navidad solo resalta cómo la Premiership no es inmune, al igual que los 55 casos positivos, el segundo más alto registrado, producidos esta semana.

La visión optimista es que se evitará la bala, que no se requerirán restricciones de multitudes en Inglaterra, que se levantarán lo suficientemente pronto en Escocia y Gales, que los equipos que compiten en Francia recibirán las exenciones necesarias y que las Seis Naciones pueden Adelante con multitudes llenas. Para los sindicatos, no vale la pena pensar en el impacto económico de tener que jugar el torneo a puerta cerrada o con límites estrictos de asistencia. Para los aficionados y, de hecho, para los jugadores es una perspectiva igualmente desesperada.

The Breakdown: regístrese y reciba nuestro correo electrónico semanal de rugby union.

“Sería un enorme, enorme paso atrás si no hubiera multitudes moviéndose hacia adelante para los clubes y las Seis Naciones, que obviamente es un evento de gran importancia”, dice Dan Biggar, el medio volador de Northampton y Gales, quien la semana pasada corrió al frente de más de 70.000 fanáticos en Twickenham durante el Big Game anual de Harlequins. “Lo viste en otoño, recuperando multitudes. Todos los que vienen a los juegos ahora deben tener un pasaporte, recibirán doble o triple jab, y es un evento al aire libre, así que no veo por qué no se les permitiría entrar. Siempre que sea seguro, eso es lo máximo cosa importante.

“Espero que en un evento como el Six Nations y para que el juego en el Reino Unido avance, obtengamos algún tipo de resultado sensato. Siempre que todos estén a salvo y golpeados, creo que tiene sentido mantener a la multitud adentro. Creo que habrías visto un juego diferente. [against Harlequins] si el estadio hubiera estado completamente vacío.

Dan Biggar admite que los partidos en terrenos vacíos se sienten como juegos de entrenamiento. Fotografía: Tom Sandberg / Shutterstock

“Jugamos muchos partidos sin multitudes, pero si miras los primeros partidos, casi parecían partidos de entrenamiento. Sentí que realmente no importaba si ganaba o perdía porque se sentía como un partido de entrenamiento y como si la intensidad fuera eliminada. Pierdes cualquier ventaja de jugar en casa y piezas por el estilo.

“Creo que sería un gran paso atrás si las multitudes se fueran. Creo que el resto de los muchachos de Gales están bastante frustrados con eso. Eso es una frustración normal, ¿no? Probablemente nos estemos metiendo en cosas diferentes con la política ahora, pero creo que todo debería estar alineado “.

Si el año nuevo también es un momento para reflexionar y mirar hacia adelante, escuche a Biggar y no podrá evitar preguntarse qué podría haber sucedido si se hubiera permitido una gran cantidad de público para la serie de British & Irish Lions contra Sudáfrica. La unión de rugby no estuvo exenta de momentos asombrosos en 2021 – Victoria de Harlequins en la Premiership es un testimonio de eso, pero se suponía que los Lions serían la obra maestra y apenas se registra una nota al pie en las reseñas deportivas del año. También ha provocado un feroz debate sobre la calidad del producto en el campo, pero Biggar ve un deporte que se mueve en la dirección correcta.

“Con los Lions, si hubiéramos ganado la serie, podría haber habido algunos [negative] pulgadas de columna todavía están escritas, pero hubiéramos estado celebrando un gran éxito ”, agrega Biggar, quien hace fila para Northampton en Saracens. “Una decisión de penalización de cualquier manera y hay una inclinación muy diferente. Miras cómo es el juego internacional, las defensas son mucho más ajustadas, el tiempo de preparación que obtienes siempre es difícil de comparar con el juego de clubes.

“Si miras la forma en que [Saints] intenta jugar es muy positivo, como Quins. Siempre intentamos ser positivos con el balón. Es tener un equilibrio. Hay muchos puntajes altos en la Premiership en este momento, y así es como va el juego: tendrás que sumar muchos puntos para ganar, especialmente en esta liga.

“Atrás quedaron los días de acumular tres, seis, nueve puntos y luego sacar ventaja de un juego de esa manera. Semana tras semana, estás jugando contra los mejores jugadores del mundo frente a multitudes con entradas agotadas “. Biggar no es el único que espera que ese sea el caso en las próximas semanas y meses.

You may also like

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.